¿Qué hace un desarrollador profesional de aplicaciones empresariales?

desarrollo de aplicaciones empresariales

Introducción

¿Qué significa desarrollar aplicaciones empresariales de manera profesional? ¿Una página web es una aplicación empresarial? ¿Quién desarrolla profesionalmente aplicaciones empresariales? ¿Cuáles son las aplicaciones empresariales más comunes en todas las empresas? ¿Es lo mismo que el software de gestión empresarial?
Para muchos de vosotros todas estas preguntas serán tan obvias que no necesitan respuesta. Sin embargo, a la hora de sentarse a definir el concepto y escribir sobre ello descubrimos que las respuestas no san tan fáciles como intuimos que son. ¿Qué es el desarrollo profesional de aplicaciones empresariales?

¿Cómo definir el concepto de aplicación empresarial?

Para empezar por algún sitio podemos afirmar lo siguiente: el software empresarial, o software de aplicaciones empresariales, es un software diseñado específicamente para satisfacer las necesidades de una organización en lugar de usuarios individuales.
Esta primera distinción es muy importante: ¿desarrollas aplicaciones para ayudar a la gestión de por ejemplo, una tienda, un almacén, un restaurante, un hospital o un colegio? ¿O por el contrario programas software para usuarios individuales, como por ejemplo, videojuegos, apps móviles de ocio, multimedia?

Las aplicaciones empresariales pueden usarse en la empresa privada, pero también en otro tipo de organizaciones que necesitan software de gestión de datos como, escuelas, clubes deportivos, hospitales, gobiernos, el ejército o las fuerzas del orden, por citar unas cuantas.

Las aplicaciones empresariales son típicamente herramientas orientadas al negocio y pueden ser de muchos tipos:

  • sistemas compras  y procesamiento de pagos online,
  • bases de datos con catálogos de productos interactivos,
  • sistemas automatizados de facturación,
  • sistemas de seguridad,
  • programas de administración de contenido empresarial,
  • software para la administración de servicios de TI,
  • CRMs para administración de relaciones con los clientes,
  • ERPs para la planificación de recursos empresariales,
  • sistemas de inteligencia de negocios,
  • software para administración y gestión de proyectos,
  • herramientas de colaboración empresarial, s
  • sistemas para la administración de recursos humanos,
  • sistemas inteligentes de producción y fabricación,
  • software para la integración de aplicaciones empresariales
  • y una larga lista de aplicaciones que tiende a infinito…

Como las empresas tienen departamentos y sistemas similares en común, el software empresarial a menudo está disponible como un conjunto de programas personalizables. Y es que en general, la complejidad de estas herramientas requiere capacidades especializadas y conocimientos específicos de cada sector o de cada tipo de actividad.

Por ejemplo, puedes tener una plantilla de ERP que tiene módulos comunes para diferentes empresas, pero que también permite la programar personalizaciones y cosas a medida para cubrir las necesidades específicas de un cliente.

¿Qué tipo de aplicaciones empresariales usan las empresas?

Las aplicaciones de software empresarial están diseñados específicamente para ayudar a los negocios a funcionar mejor, facilitando las tareas y optimizando los recursos, mejorando especialmente la relación productividad trabajador/tiempo. Ocupan el espacio de aquellas tareas arduas y repetitivas que antiguamente se hacían a mano y con papel.

Las aplicaciones de negocio ayudan a organizar los datos y los recursos de forma relevante, contextual y sencilla, tareas que por si mismas que no añaden valor a las empresas, pero que consumen mucho tiempo si se hacen a mano. Haciendo un buen uso de las aplicaciones empresariales, podemos centrarnos en las funciones de negocio base, las que en verdad nos diferencian de la competencia y nos hacen ganar dinero.

Por ejemplo, si mi cliente tiene una fábrica de tornillos, y sus tornillos son el negocio base, no debe perder tiempo imputando facturas a mano, ni controlando el stock a mano, ya que puede introducir un software ERP que le facilita enormemente esta tarea y le permite dedicar más tiempo en centrarse en la mejora de los procesos productivos, que es el factor diferencial de su empresa.

Los desarrolladores profesionales de software empresarial hacen dichas aplicaciones para empresas. ¿Pero qué tipo aplicaciones son? Si alguna vez te has preguntado qué es lo que la gran mayoría de las empresas tienen en su caja de herramientas de software, entonces esta lista te puede interesar:

  • Suites ofimáticas: en todas las oficinas se usa software de ofimática para cosas como procesamiento de textos, software de presentación, servicios de correo electrónico y hojas de cálculo. Para la mayoría de las empresas, utilizan un producto como Microsoft Office 365 o Google G Suite. Este tipo de aplicaciones no necesitan ser programadas para ajustarse a las necesidades de los clientes. Tienen opciones de configuración para que el usuario las pueda adaptar, pero no se personalizan via desarrollo por lo general.
  • Software de Gestión de Inventario: el seguimiento del inventario dentro de una empresa es esencial para cualquier negocio que ofrece productos físicos. Los sistemas de gestión de inventario pueden realizar un seguimiento que va desde proveedores, productos en tránsito, almacén, hasta la entrega al cliente, y permite que los productos sean rastreados fácilmente y que no desaparezcan o se pierdan sin ser contabilizados. No todas las empresas gestionan el inventario de la misma manera, y en este sentido muchas empresas necesitan a un desarrollador para programar un software de gestión de inventario personalizado, hecho a la medida de la empresa. Estas funcionalidades suelen ir integrados en un aplicación más grande de gestión, en programas como un ERP.
  • Software de Facturación: un programa de facturación es, fundamentalmente, un software de gestión de facturas de ventas y compras, así como otros documentos acreditativos de una transacción comercial. Toda actividad económica de un autónomo o empresa ha de estar documentada, tanto por motivos fiscales como contables. El documento legal y justificativo de todo intercambio de bienes y servicios es la factura. La facturación puede variar de país a país, pero los conceptos son los mismos con diferentes nombres. Puede requerir algún grado de personalización y suele ir integrado dentro de un software más grande como un ERP.
  • Software de Gestión de Nóminas: el software de nóminas es imprescindible en todas las empresas. Un buen programa de nóminas se encarga de controlar o registrar todo lo relacionado con las nóminas de los trabajadores permitiendo reducir las cargas excesivas de trabajo y disminuir errores, considerando la legislación fiscal y laboral vigente del país incluyendo los cálculos de impuestos locales y retención de los mismos. No necesita mucha personalización a nivel de programación, pero si debe poder  ser configurable por los usuarios.
  • Software para Informes: todas las empresas necesitan obtener informes de forma periódica sobre diferentes aspectos empresariales, ya sea para las reuniones semanales del equipo de trabajo, para sacar información financiera de cada ejercicio, de ventas, etc… El software para informes permite que la información se pueda obtener de forma sencilla y con la misma presentación y estructura de manera reiterada en el tiempo. Este tipo de software muchas veces depende de integraciones con otras bases de datos de donde se extrae la información y casi siempre requiere de la mano de un desarrollador profesional. Hoy en día cada el software empresarial por defecto ya incluye algún módulo para obtener informes estándar.
  • Software para la Gestión de la Productividad de los Empleados: puede ser difícil juzgar la efectividad de los empleados si no se hace un seguimiento adecuado. Una aplicación de informes enfocada en KPIs permitirá a la administración realizar comprobaciones de los empleados a lo largo de su trayectoria en la empresa para asegurarse de que están cumpliendo metas y también para tratar de identificar cuándo ciertos puestos pueden necesitar ayuda adicional o intervención en el desempeño. Este tipo de aplicaciones necesita siempre algún grado de personalización o desarrollo a medida para adaptarse perfectamente a la casuística de cada empresa y de cada puesto de trabajo.
  • Software de Cuadros de Mando: es un tipo de aplicación relativamente nuevo, a menudo con una interfaz basada en Web, y que muestra información de la empresa en son paneles muy visuales. Un cuadro de mandos reúne información de diferentes aplicaciones empresariales en un único punto de lanzamiento, para facilitar el acceso, y mostrar información clave de la empresa que ayuda en la toma de decisiones y que da señales de alarma cuando algo no funciona como es debido. Por ejemplo, un tablero de datos para ayudar a los empleados a encontrar la información de la gestión de stocks. Este tipo de software siempre requiere una adaptación a las necesidades reales de cada empresa, ya que los factores claves deben definirse para cada organización.
  • Software CRM para la Gestión Comercial: Las siglas CRM o Customer Relationship Management hacen referencia a un software que permite a las empresas rastrear cada interacción con los clientes, tanto actuales como futuros. Aunque las capacidades del software pueden varias en función del, al software en sí por lo general se le conoce como CRM. Hoy en día los CRM se están especializando en las diferentes áreas de gestión de clientes. Cada vez hay más software centrados en la venta a clientes nuevos y no tanto en la gestión de la cartera actual, que se gestiona por otros medios, por ejemplo. El trabajo de un desarrollador profesional de aplicaciones empresariales en el contexto del CRM es fundamental, ya que requiere un análisis previo de los flujos de venta de cada cliente para luego poder plasmar los procesos claves en el funcionamiento del software.
  • Software ERP para la Gestión y Planificación de Recursos: Una definición sencilla de qué es un ERP (Enterprise Resource Planning – Planificación de Recursos Empresariales) es un conjunto de sistemas de información que permite la integración de ciertas operaciones de una empresa, especialmente las que tienen que ver con la producción, la logística, el inventario, los envíos y la contabilidad. Al igual que en el punto anterior, el trabajo de un desarrollador profesional de aplicaciones empresariales en el contexto del ERP es fundamental, ya que requiere un análisis previo de los flujos de producción de cada cliente para luego poder plasmar los procesos claves en el funcionamiento del software
  • Software TPV: son parte fundamental de la venta en establecimientos físicos. El software puede ser comercial por sector (para establecimientos que venden al gran público y que suelen ser genéricos para cada tipo de negocio) o puede ser a medida, y contienen software específico para una única empresa. Suelen cumplir con todas las necesidades de los clientes ya que es un sistema a la medida. Normalmente forma parte de sistema mayor como un ERP.
  • Software de Contabilidad: el software contable registra y procesa las transacciones históricas que se generan en una empresa o actividad productiva: las funciones de compras, ventas, cuentas por cobrar, cuentas por pagar, control de inventarios, balances, producción de artículos, nóminas, etc. Suele adaptarse a las necesidades de cada cliente según la industria y el sector. Normalmente forma parte de sistema mayor como un ERP.
  • Software a Medida (no-estándar): es una aplicación vertical o aplicación de mercado vertical, es un software definido por requisitos para un único, o estrechamente definido, mercado. Esto contrasta con la aplicación horizontal. Generalmente aparece en todos los casos en donde la resolución de un problema informático no puede realizarse con una aplicación horizontal existente. Software como éste puede ser comprado cuando está disponible, o el interesado puede contratar a una empresa, consultor o programador independiente para crear desde cero o modificar un software existente y acomodarlo a sus necesidades. El software estará diseñado para un fin específico, y difícilmente pueda aplicarse en otra área sin adaptaciones previas.

¿Qué papel juega el desarrollador de aplicaciones empresariales en todo esto?

Como hemos podido comprobar hasta este punto del artículo, los desarrolladores profesionales de aplicaciones empresariales juegan un papel determinante tanto en la creación de software vertical o a medida, como en la adaptación de aplicaciones via programación. Es decir, siempre intervienen salvo en el caso de suites cerradas o en aplicaciones genéricas de código privativo que no permiten ser adaptadas.

Ahora bien, el desarrollador profesional de aplicaciones empresariales es algo diferente a un programador en sentido estricto.

El desarrollador de software suele desempeñar todas estas tareas:

  • participa en la definición del producto de software que se va a comercializar, incluyendo el análisis de los nichos de mercado al que va dirigido
  • especificaciones del software
  • el análisis de requerimientos del software
  • diseño y mejora de prototipos y de demos para validar requerimientos
  • el análisis del costo-beneficio, que incluye elegir el tipo de arquitectura y el framework que implica tener claro el presupuesto y el calendario de trabajo
  • diseño
  • programación
  • implementación
  • documentación para los usuarios del software desarrollado
  • testeo de las aplicaciones y supervisión del proceso de arranque de prueba de la aplicación
  • mantenimiento

En este sentido, los desarrolladores profesionales de software para empresas son programadores-analistas, tienen que desenvolverse bien en diferentes escenarios lejos del ordenador y con tareas no relacionadas estrictamente con la programación de código.

¿Cuál es la mejor herramienta para hacer software para empresas?

Los desarrolladores profesionales de aplicaciones empresariales necesitan disponer de plataformas de desarrollo que les permitan centrarse más en los procesos del cliente que en los procesos de programación. Las mejores herramientas para el desarrollo de software de gestión tradicionalmente han tenido mucho éxito por eso mismo, porque te permiten dedicarle más tiempo a analizar los procesos del cliente que a programar.

El desarrollo ágil de aplicaciones es otro concepto clave a la hora de hacer software para empresas. También es importante de disponer de código fuente editable del que poder partir a la hora de hacer un ERP o un TPV o una Contabilidad.

También es importante que la plataforma de desarrollo se adapte a las tendencias del mercado, que las aplicaciones hechas en esa tecnología tenga un buen rendimiento en cloud, que funcionen en diferentes dispositivos y en diferentes sistemas operativos.

Conclusión

En el campo del desarrollo de aplicaciones empresariales, un buen programa nace del trabajo que realizan los buenos desarrolladores, no de que el lenguaje o herramienta utilizada sean buenas, ya que en realidad no existen buenas o malas herramientas sino malas selecciones o usos de herramientas de forma inadecuada.

Un buen desarrollador profesional es capaz de programar un software espectacular con cualquier herramienta. Un mal programador no será capaz de desarrollar buen software con ninguna herramienta.

Lo que sí hace bueno a un desarrollador de aplicaciones empresariales es saber elegir qué herramienta es óptima para cada tipo de proyecto de software.

Este artículo ¿Qué hace un desarrollador profesional de aplicaciones empresariales? es original de Velneo.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.