4 razones para desarrollar una aplicación a medida para una empresa

aplicaciones, empresa, a medida

En el blog de Velneo hemos tratado en multitud de de ocasiones el dilema de si optar por hacer aplicaciones empresariales estándar o a medida. Evidentemente esta pregunta no se dirime con un sí o un no. No es tan simple la respuesta. De todos modos, desde Velneo recomendamos hacer aplicaciones a medida pero partiendo de un estándar personalizable.

Un software estándar global multi sector o incluso dentro de un mismo sector es una utopía una vez sobrepasado un determinado tamaño de empresa, normalmente la “pequeña empresa”.  Será difícil encontrar un software que pueda ser implantado en más de una empresa salvo que hagamos adaptaciones específicas que cubran las particularidades de nuestro cliente, sobre todo en cuanto tratamos de implantar áreas como producción, ventas o aprovisionamiento, sin embargo, existen módulos en los que está ampliamente extendido y asumido el uso de software estándar como son las aplicaciones financieras, contabilidad, nóminas y RRHH.

Independientemente de la respuesta a la pregunta de si estándar o a medida, en este artículo vamos a recoger 5 razones convincentes para crear una aplicación a la medida de una empresa.

4 razones para desarrollar una aplicación a medida para una empresa

Para los dueños de las empresas, a la hora de gestionar un negocio, tiene sentido tener software que pueda ayudar a optimizar sus procesos internos. Sin embargo, cuando se trata de una empresa pequeña, muchas veces no tiene sentido gastar los recursos ni en hojas de cálculo estáticas ni en la contratación de un desarrollador en plantilla para crear a solución que la empresa desea.

Afortunadamente, hay plataformas que permiten hacer aplicaciones a partir de una plantilla empresarial en la que se puede personalizar la interfaz de la aplicación de cada empresa con su logo y demás, personalizar los procesos críticos del cliente mediante la reprogramación de una plantilla editable, crear nuevos módulos a partir de otros ya existentes, y que también incorporan de serie la integración con una base de datos, una infraestructura de servidores en la nube, seguridad, que funcione en diferentes dispositivos, etc… para que los desarrolladores que están adaptando el software a las necesidades del cliente se centren exclusivamente en eso y se olviden del resto.

Aquí van 4 razones convincentes por las que una aplicación a medidaes lo que necesita la empresa de su cliente:

#1 Las soluciones estándar no se ajustan a todas las necesidades empresariales

Cada proceso de negocio es único, por lo tanto, el modelo de software estándar tradicional, ya no sirve. El cliente conoce su negocio mejor que cualquier otra persona y exactamente qué características necesita para gestionar su negocio con eficacia.

Por ejemplo, una empresa constructora puede necesitar una aplicación que permita que una parte cree informes de errores en la construcción, al mismo tiempo que se construye un flujo de trabajo para enviar notificaciones automáticas a quienquiera que sea responsable de corregir el error. De manera similar, un gran minorista con múltiples almacenes, puede crear una aplicación para administrar y realizar un seguimiento de los inventarios en todas las ubicaciones en las que se encuentren.

Con una aplicación creada a medida, tu cliente obtiene exactamente lo que su negocio necesita.

#2 En software los costes en infraestructura son un pozo sin fondo

Si tu cliente es una startup o una pequeña empresa, cada céntimo que ahorra cuenta. Por lo tanto, probablemente tu cliente esté buscando minimizar el gasto en infraestructura y en personal de TI – personal que sí resulta indispendable para mantener servidores en las empresas más grandes y que sí son capaces de pagar.

Al optar por crear una aplicación alojada en la nube y personalizada, tu cliente no sólo está ahorrando dinero en infraestructura y en la seguridad de datos, sino también en escalabilidad.

Muy a menudo, las plataformas de desarrollo que proporcionan una plantilla de software estándar personalizable de la que partir te cobran a ti como desarrollador según el con el conjunto de características que tú o tu cliente necesita, es decir, por el número de usuarios, el almacenamiento de datos, el volumen de datos que se mueven, etc… Luego tú ya le repercutes el coste a tu cliente buscando tu propio beneficio, pero es una tranquilidad para todas las partes. Por otro lado, no hay necesidad de una gran inversión inicial para empezar, ya que sólo se paga por lo que se necesita y utilizar.

# 3 Las soluciones estándar no son escalables

Las aplicaciones de base de datos personalizadas si lo hacen. Una solución a medida se adapta al tamaño de la empresa de tu cliente  y escala según las necesidades del negocio.

Lo ideal es arrancar con pequeñas funcionalidades limitadas y pocos usuarios, para luego ir progresivamente añadiendo de forma rápida mayor funcionalidad y más usuarios sin necesidad de migrar a un nuevo sistema.

La mayoría de los ciclos de desarrollo para aplicaciones a medida son realmente cortos para que pueda escalar la aplicación con facilidad a medida que crecen las empresas.

#4 Visualizar datos en aplicaciones estándar suele ser difícil

Hoy en día el proceso de toma decisiones se tiene que poder hacer de forma rápida para ser competitivos.

Un software estándar no puede presentar todos los informes críticos para cada empresa, lo que conlleva que los usuarios tengan que realizar exportaciones a excel y luego analizar la información manualmente o con suerte importándola a otra aplicación que sí presente los informes que necesitamos.

En todo caso acceder a la información clave para cada tipo de negocio usando un software paquetizado es farragoso casi siempre…

Una aplicación personalizada, y ya no digamos si está alojada en la nube, puede ofrecer varias herramientas y paquetes de informes, ayudando a las empresas a llevar un registro de los datos esenciales del negocio. Por ejemplo, pueden realizar un seguimiento del número de productos vendidos, pedidos recibidos o tickets de soporte recaudados en un período determinado.

Cuando todos estos datos se almacenan en su aplicación personalizada, se pueden organizar, analizar y presentar los datos de la manera más eficiente para cada tipo de empresa, lo que le ahorrará tener que entrar en un excel y procesar los datos manualmente.

Más allá de ahorrar más de un dolor de cabeza a tus clientes y a sus empleados, las aplicaciones empresariales a medida son una forma rentable de gestionar el funcionamiento interno de cada tipo de empresa y eso es lo que una buena empresa de desarrollo a medida debe transmitirle a sus clientes.

Este artículo 4 razones para desarrollar una aplicación a medida para una empresa es original de Velneo.