Windows Sandbox: virtualiza sin virtualizar

Windows Sandbox es un nuevo entorno de escritorio ligero, diseñado para ejecutar aplicaciones de forma segura y aislada.

¿Cuántas veces has descargado un ejecutable, pero tenías miedo de ejecutarlo por si pudiera dañar tu equipo? ¿Alguna vez has querido disponer de una instalación limpia de Windows, pero no querías configurar una máquina virtual desde cero?

Precisamente pensando en esas necesidades, desde Microsoft han desarrollamos Windows Sandbox: un entorno de escritorio aislado y temporal en el que se puede ejecutar software sin temor a estropear nuestro sistema principal o nuestro ordenador. Cualquier software instalado en el entorno de pruebas de Windows se queda sólo en ese entorno de pruebas y no puede afectar al equipo. Una vez que se cierra el Sandbox de Windows, todo el software con todos sus archivos y estados se eliminará permanentemente.

Windows Sandbox

Características de Windows Sandbox

  • Disponible en Windows: Windows Sandbox está incluido en Windows 10 Pro y Enterprise. No hay necesidad de descargar archivos o paquetes adicionales.
  • Como el primer día: cada vez que se ejecuta Windows Sandbox, la instalación es tan limpia, como una instalación totalmente nueva de Windows.
  • Desechable: nada de lo realizado en el Sandbox permanece en el dispositivo. Todo se desecha después de cerrar la aplicación.
  • Seguro: utiliza la virtualización basada en hardware, para el aislamiento del núcleo, aíslando así Windows Sandbox del equipo.
  • Eficiente: utiliza el programador de kernels integrado, la gestión de memoria inteligente y la GPU virtual.

Requisitos para utilizar Windows Sandbox

  • Windows 10 Pro o Enterprise (build 18305 o posterior)
  • Arquitectura AMD64
  • Capacidades de virtualización habilitadas en el BIOS
  • 4GB de RAM (8GB recomendables)
  • 1GB de espacio libre en el HD (SSD recomendable)
  • 2 núcleos de CPU (4 núcleos recomendables)

Cómo utilizar o ejecutar Windows Sandbox

  • Habilita la virtualización:
    • Si utilizas un equipo físico, asegúrate de que la virtualización esté habilitadas en el BIOS.
    • Si utilizax una máquina virtual, activz la virtualización anidada con este comando de PowerShell:
      Set-VMProcessor -VMName <VMName> -ExposeVirtualizationExtensions $true
  • Abre “Características de Windows” (Windows Features en inglés) y, a continuación, selecciona la opción Windows Sandbox y haz click en “OK” para instalar Windows Sandbox. Es probable que tengas que reiniciar el equipo.
  • Click en menú “Inicio” de Windows, busca el Sandbox de Windows, haz clic en él y permite su ejecución.
  • Copia un archivo ejecutable de tu máquina, por ejemplo nuestra última aplicación desarrollada con Velneo.
  • Pega el archivo ejecutable en la ventana del escritorio del Windows Sandbox.
  • Ejecuta el archivo en el Sandbox de Windows: ya puedes abrirla y utilizarla de manera normal.
  • Cuando hayas terminado de realizar las pruebas y experimentos, puedes cerrar la aplicación Windows Sandbox.: todo el contenido del Sandbox será deshechado y eliminado permanentemente. Podremos verificarlo en nuestro equipo.

Windows Sandbox para desarrolladores de aplicaciones de gestión

Hasta ahora, cuando desarrollamos una aplicación de gestión empresarial y deseamos realizar pruebas de estabilidad y rendimiento en diferentes sistemas operativos, debíamos disponer bien de diferentes equipos con diferentes sistemas o bien, virtualizar estos sistemas en nuestra máquina.

Aunque hoy en día la virtualización de sistemas operativos se ha simplificado mucho, la instalación de determinados sistemas, con ciertos paquetes, actualizaciones, entornos o infraestructuras, puede continuar suponiendo un alto consumo de recursos, incluso un dolor de cabeza en algunos casos, pues no es lo mismo virtualizar un Windows en un equipo Mac con Intel, que vicerversa…

Gracias a Windows Sandbox podremos disponer de un entorno de pruebas sin necesidad de salir de Windows, de virtualizar de manera anidada otro sistema, peor sobre todo de una manera sencilla, rápida, fiable y segura.

De esta manera, realizar pruebas de estabilidad, rendimiento y funcionamiento del software de gestión empresarial que hayamos desarrollado con Velneo, se vuelve más rápido, fácil y seguro que nunca.

Este artículo Windows Sandbox: virtualiza sin virtualizar es original de Velneo.